Archivo

Archive for the ‘Crítica’ Category

Requiem por el diseño pensado… Larga vida al “diseño” artesanal!

febrero 2, 2011 1 comentario

Por. DG. Jaime Andrés Betancur Pérez

Hace un tiempo, me encontraba sentado tomando un café y tuve la oportunidad de conversar con algunos estudiantes de diseño de tercer año; en la mesa había algunos alumnos de diseño gráfico, de industrial y de vestuario; en fin, en medio de café y café y una que otra banalidad o chiste, el diseño, tema que nos competía a todos salió a flote; fue bastante interesante que este tema saliera a relucir, porque fue ahi cuando me di cuenta de algo bastante extraño en cuanto a la concepción que hay sobre el diseño entre los mismos diseñadores (no es del caso en este momento entrar a debatir si lo que yo opino como diseñador es la verdad o no, o si las posiciones de las personas que habían aquella tarde en la mesa conmigo son la verdad o no). El tema, es que como diseñador (un poco ortodoxo para muchos), terminé bastante preocupado cuando les hablaba de la Bauhaus y de los principios fundamentales de esta escuela en nuestra profesión; en medio de un gran monólogo, hablando sobre Gropius, Kandinsky y Paul Klee y en donde planteaba el tema del predominio de la función sobre la forma y la posición que había sentado el arquitecto Frank Lloyd Wright sobre el tema, noté como las personas que habían conmigo, se miraban y me miraban como si en ese momento yo estuviera hablando un idioma completamente incomprensible para ellos, allí fue cuando dudé un poco si lo que me encontraba planteando en ese momento era cierto o falso, y si mis argumentos estaban errados. Pues no, fue totalmente sorprendente cuando los cuestioné frente a lo que estaba pasando y si era que yo había caído en un error; su respuesta fue que no comprendían de que hablaba en mi discurso. Es decir, no sabían nada acerca de la Bauhaus, su historia y su importancia para nosotros los diseñadores, no me refiero a que no sabían de la existencia de la escuela dado que habían oído hablar de ella en sus cursos de historia, lo que no sabían (o no recordaban al menos) era cuáles eran sus principios y menos aun de quienes eran esas personas a quienes yo estaba citando.

Luego de esa tarde y de haberles dado una pequeña retrospectiva histórica, me quedé bastante preocupado dado que no entendía cómo era posible que aquellas personas no tuvieran conocimiento del tema; después de mucho indagar sobre aquel momento me di cuenta que en nuestro medio los principios fundamentales del diseño teórico no se tienen en cuenta a la hora de diseñar y de entender que es eso que nos hace diseñadores; si, aunque parezca increíble para muchos, las palabras forma y función parecen haber quedado relegadas a los libros de historia como anécdotas del pasado para muchos diseñadores, y eso es un hecho bastante preocupante a mi juicio. Es innegable que la Bauhaus aun continúa siendo un modelo conceptual para el diseño de la actualidad (al menos eso es lo que pensaríamos todos), pero al parecer en nuestro medio eso se olvidó; o ¿será que finalmente el pesamiento y la historia alrededor del diseño es completamente innecesario a la hora de diseñar?.

Si consideramos el diseño sólo como el hecho de fabricar “objetos”, es decir, simplemente como una artesanía, entonces tendríamos que expresar que no es necesario el pensamiento y la reflexión alrededor de este y que entonces los diseñadores no necesitamos de la academia para serlo, dado que la artesanía se desarrolla sólo con el manejo técnico de la herramienta; entonces las bases fundamentales y teóricas se deben quedar relegadas a los libros de historia dado que ya serías virtualmente innesesarias; es ahí cuando no podemos entonces reflexionar sobre el diseño como simplemente una labor de artesanía o de artesanos, dado que estos (los artesanos) como tal, no poseen la profundidad de la teoría al momento de crear o al menos en las consecuencias sociales a la hora de obrar, y el diseño desde su definición misma es un acto social.

En ese momento entendí por qué aquel día las personas que se encontraban junto a mi tomando café no tenían conocimiento sobre la teoría del diseño clásico y al parecer no parecía importarles; la respuesta fue simple; fue porque ellos, como muchos, consideraban el diseño simplemente como la labor que realiza un artesano y porque cuando el diseño es una artesanía no es necesario reflexionar sobre el diseño para diseñar. Entonces, Requiem por el diseño pensado, por el diseño que conoce la teoría y su história; larga vida al “diseño” artesanal.